RABIETAS Y LÍMITES PARA NIÑOS DE CARÁCTER FUERTE (1-5 AÑOS) 

¿Tienes un hijo entre 1 y 5 años y te preocupa que se enfade por cualquier motivo y sin saber por qué, que algo normal y cotidiano como vestirse, comer o lavarse los dientes se convierta en una rabieta? ¿Te agobia que rompa o tire cosas cuando algo no le sale como quiere?

¿Te pasa que cuando tu hijo tiene una rabieta desearías estar lo más lejos posible? ¿Te cuesta mucho empatizar con tu hijo cuando está en plena rabieta, sobre todo si estáis en un lugar público?

Hay niños que, por temperamento, se enfadan con cierta facilidad. Puede que cuando tu hijo se enfada tire sus juguetes, golpee objetos o intente pegarte, se tire al suelo y grite, llore o patalee. O quizá tu hijo, además, se golpee a sí mismo, y eso te preocupe un montón, como es natural.

A lo mejor describirías a tu hijo, entre otras cosas, como cabezota, o como un niño que siempre tiene el “no” en la boca. Tal vez en este momento tu hijo se pasa el día desafiándote y poniendo a prueba tus límites.

Y después de un largo día de trabajo, y de todas las obligaciones que aún te quedan en casa, aguantar una rabieta tras otras agota tu paciencia y pierdes los nervios. Puede ser que grites, que digas cosas de las que luego te arrepientes y te sientas culpable, pero en ese momento no puedes evitarlo. A todas nos ha pasado.

A veces tu hijo está jugando, le das avisos de que va a tener que ponerse a cenar, pero no te sirve de nada. La cosa siempre acaba en rabieta. O le dices que no a algo que quiere y monta en cólera.

Y muchas veces no sabes si te estás pasando de permisiva cuando le dejas seguir viendo la tele a pesar de que tiene que ponerse a cenar, o de autoritaria si le castigas, le amenazas con privarle de ver sus dibujos preferidos el próximo día, o lo mandas a su habitación. Realmente no sabes muy bien cómo poner el límite, ni siquiera cuál es el límite correcto.

Es posible que creas que ya lo has intentado todo y nada sirve. O quizá te sientas confusa y culpable, y pienses que no lo estás haciendo muy bien, pero no sabes qué otra cosa hacer.

La verdad es que un niño cuyas rabietas no se gestionan de forma adecuada puede llegar a convertirse en el niño tirano y malcriado que todas las madres tememos, lo cual le puede dificultar mucho su vida social. Es el niño que no aprende empatía y cree que siempre tiene que ganar a costa de que los demás pierdan.

Y, por otra parte, a un niño sin límites, o con límites difusos, le costará mucho desarrollar autodisciplina y autocontrol. Puede llegar a ser muy caótico.

En el curso rabietas y límites para niños de carácter fuerte te doy todas las herramientas que conozco y que ya han usado con éxito más de 500 madres para que aprendas a gestionar con eficacia las rabietas y enfados de tu hijo y le pongas límites respetuosos.

Cuando llevaba unos días aplicando el método del curso, mi hija mayor me dijo: «Mamá, estás más bondadosa». Ese fue el principio del cambio que se iba a producir en mi casa. Fue el aliento que necesité para seguir adelante. 

Rebeca Ferrero

Imagínate serena y tranquila durante las rabietas de tu hijo.

Imagínate poniendo límites con seguridad. 

LAS MADRES QUE APLICAN ESTE MÉTODO ESTÁN CONSIGUIENDO…

1

PONER LÍMITES SANOS Y RESPETUOSOS

Te convertirás en una mamá democrática, ni demasiado permisiva ni demasiado autoritaria. Descubrirás qué límites ponerle a tu hijo y cómo ponérselos para no dañar vuestra relación.
2

GESTIONAR LAS RABIETAS CON EFICACIA

Te doy el método paso a paso para que sepas exactamente qué tienes que hacer y qué no cuando tu hijo sufre una rabieta.
3

CONFIANZA Y SEGURIDAD

Tendrás la certeza y la seguridad interior de que esta nueva manera de gestionar las rabietas y de poner límites te conecta mucho más con tu hijo. ¡Y la conexión es sinónimo de niños cooperadores!
4

MÁS ARMONÍA FAMILIAR

No solo mejorará la relación con tu hijo; los conflictos con tu pareja, que pueden aumentar debido a la tensión de vivir con rabietas un día tras otro, disminuirán y podréis recuperar la armonía familiar que os merecéis.

Tenía muchas dudas de cómo poner límites. Me daba miedo ser demasiado permisiva. Me sentía insegura y tenía miedo de que las cosas se me fuesen de las manos por no saber cómo actuar.  Ahora me siento mucho más tranquila y segura. Tengo recursos para hacer las cosas como quiero hacerlas y  sé que no voy a ser permisiva ni me voy a dejar llevar por el enfado.  

Después de hacer el curso, he visto que mi hijo mayor cede más rápidamente y sin enfadarse cuando tiene que irse al cole o a la cama. También ha mejorado su actitud respecto a su hermana pequeña. La gran ventaja de este curso es que es muy práctico, directo y te da las bases para que tomes el control y te empoderes.

Paloma Chausa

CONTENIDO

¡He de decir que estoy muy contenta! Estoy aplicando todo lo aprendido y hace unos días que mi hijo no tiene rabietas. Está mucho más tranquilo y cuando vemos que hay peligro de que estalle alguna hablamos con él y se deja llevar. Sé que queda mucho por delante y que con lo pequeño que es mi hijo nos pasarán cientos de cosas, pero este curso ha sido clave para ayudarme a conectar con él. 

María Joaquina

GUÍA, APOYO Y COMUNIDAD

  • 8 lecciones prácticas

    No se te hace pesado ni te resulta un calvario terminarlo.

  • Acceso para siempre

    No tienes que preocuparte de retener la información y puedes consultarla siempre que quieras.

  • Foro privado alumnas

    Tienes mi apoyo cada vez que te surjan dudas, y te acompañan otras madres que están recorriendo el mismo camino que tú.

  • Sin fechas de inicio ni final

    Vas a tu ritmo y no estás sujeta a tiempos estrictos. Nunca irás retrasada respecto de tus compañeras.

  • Lecciones en 3 formatos: vídeo, audio y pdf

    Puedes imprimir las lecciones y llevártelas a sitios sin acceso a Internet,o  puedes escucharlas en tu mp3 mientras haces otras cosas.

  • Cuaderno de ejercicios prácticos

    Practicas las lecciones a diario y compruebas de inmediato el impacto positivo en las rabietas de tu hijo.

Siento que ahora tengo recursos suficientes para hacer las cosas como quiero hacerlas y que no voy a ser permisiva ni me voy a dejar llevar por el enfado. Ya he puesto en práctica las cosas que he aprendido y he notado mucha mejoría.

Ana

Mi vida familiar es ahora mucho más armoniosa. Mi hija ha aprendido a expresar lo que le pasa. Está feliz, se le nota y nos cuenta más cosas. Veo que hasta ahora había gestionado fatal las rabietas. ¡Qué confundida estaba!

Fuensanta

Muchas gracias por el curso. He ganado en seguridad y estoy muy contenta de haber sabido capear el temporal de los últimos amagos de rabieta.

Palma

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo funciona el curso?

En cuanto te inscribas, recibirás un correo electrónico invitándote a entrar en la sección de Alumnas, donde crearás tu nombre de usuaria y tu contraseña personal. Eso te dará acceso al curso. ¡Es súper sencillo! No hay que saber nada técnico. El acceso al curso es inmediato.

¿Qué necesito para hacer el curso?

Solo necesitas un ordenador, tablet o smartphone y conexión a internet. No hay que instalar ningún programa adicional.

¿Cuál es el proceso de pago?

Cuando cliques en el botón naranja de inscripción al curso, aparecerá un formulario de pago seguro (el mismo que se usa en banca online). Si no quieres pagar con tarjeta, puedes hacerlo por transferencia bancaria. Escríbeme a olga@mamaom.es y te facilitaré el número de cuenta. El precio del curso incluye el IVA.

Tengo otras dudas/preguntas

Puedes escribirme a olga@mamaom.es y te contestaré enseguida.