CONTROLA TUS REACCIONES Y RECONECTA CON TU HIJO 

¿Alguna vez te has imaginado lo maravilloso que sería tener un hijo cooperador al que no tengas que repetirle cien veces lo mismo, y con el que puedas convivir sin acabar gritando y mentalmente agotada?

Menuda pregunta. Por supuesto que te lo has imaginado.

Porque has leído todo lo que ha caído en tus manos sobre educación, has asistido a charlas y has hecho cursos buscando respuestas claras. Has aplicado los consejos que ofrecen, pero ninguno ha acabado de funcionar. Al cabo de poco, estás en el mismo punto. Acabas sintiéndote culpable porque no consigues que tu hijo coopere y, lo que es peor, has vuelto a perder el control de tus reacciones.

¿Por qué nada te funciona durante mucho tiempo? Porque la mayoría de libros y cursos ofrecen estrategias incompletas.

Porque la única manera efectiva y duradera de controlar tus reacciones cuando tu hijo te pone al límite y recuperar vuestra conexión es la que voy a contarte.

Voy a darte una guía práctica y clara para que logres el autocontrol que anhelas, reconectes con tu hijo y le ofrezcas una relación que recuerde para siempre. Sin una hoja de ruta, este proceso te resulta agotador y puede llegar demasiado tarde.

Este método te ahorrará años de ensayo y error. Esto es lo que consiguió Carola después de aplicar el sistema que voy a enseñarte.

Me sentía insegura, desquiciada, cansada, asustada. Teníamos broncas por cosas absurdas a diario. Era consciente de que yo era, en parte, la responsable, pero no sabía cómo hacerlo de otra manera. Muchas veces veía reflejados en él comportamientos míos, que detestaba. Ahora me siento segura y confiada. Estoy muy satisfecha y feliz de los avances. Incluso orgullosa de mí, pero sobre todo, de mi hijo. Ha sido una liberación. Estamos en la misma frecuencia, nos entendemos (yo a él y, lo que me sorprende más todavía, él a mí). Si no hubiera seguido este método, habría tardado mucho más (ni idea de cuánto) en llegar adonde estoy ahora.

Imagina a tus hijos cooperadores.

Imagínate serena en los momentos de alto estrés.

Imagina vuestra relación sin luchas de poder.

TE PRESENTO EL MÉTODO O.C.A. PARA RECUPERAR EL AUTOCONTROL

Y RECONECTAR CON TUS HIJOS

LAS MADRES QUE ESTÁN APLICANDO ESTE MÉTODO HAN APRENDIDO A…

1

Calmarse con rapidez cuando sus emociones están a punto de desbordarlas

2

Aprender a identificar, nombrar y expresar sus emociones, y enseñar a sus hijos a hacer lo mismo

3

Satisfacer sus necesidades de autocuidado respetando también las necesidades de sus hijos

4

Empoderar a sus hijos para que alcancen todo su potencial como individuos

5

Gestionar los conflictos para que todos ganen, sin usar premios ni castigos

6

Motivar a sus hijos para que cooperen de buen grado

7

Establecer límites claros sin usar la exigencia ni la coacción

8

Crear con sus hijos relaciones sanas y divertidas

Ningún libro, curso o manual  te explica estos 3 pilares básicos con un montón de ejemplos prácticos. El método O.C.A. te enseña a controlar tus reacciones en situaciones cotidianas en las que tus hijos te sacan de quicio (desafíos, malas contestaciones, rabietas…) y te conecta con ellos a un nivel profundo. Es esta conexión la que propicia un hijo cooperador que se siente comprendido y aceptado. Por fin te sentirás orgullosa de ti misma, confiada y segura de lo que haces.

Quizá digas: “Ya lo he probado todo y nada funciona”. Lo que has probado puede ser algo o todo esto:

  • Razonar con el niño. Esto funciona durante los momentos de alto estrés, solo mucho después. Y jamás como única herramienta porque el niño no se siente comprendido, respetado y aceptado, y desde ahí no puede cooperar.
  • Respirar, relajarte o alejarte en momentos de alto estrés. Es como poner una pequeña tirita en una herida, solo funciona un momento puntual.
  • Castigar y poner consecuencias. Esta es la forma más directa de dañar la relación con tus hijos, pues generan mucha rabia y resentimiento.

En cambio, el método O.C.A. preserva la relación, enseña responsabilidad, genera hijos cooperadores y madres tranquilas y seguras.

 

El nivel de cooperación que los padres obtienen de sus hijos es igual al nivel de conexión que los niños sienten de sus padres.

Pam Leo

 

¿Comprendes ahora que no lo has probado todo?

Si además tu hijo tiene un temperamento fuerte, este es el único método útil y duradero porque busca la conexión con el niño. Los niños de temperamento fuerte necesitan más que otros de esa conexión para cooperar. De lo contrario, buscarán hacer lo que ellos quieran. Hasta que tu hijo de temperamento fuerte no sienta la conexión, no aceptará tu guía.

CONTENIDO

UNIDAD 1 OBSERVACIÓN
En esta unidad, averiguarás por qué reaccionas de forma desproporcionada y no consigues autocontrolarte cuando tus hijos te ponen al límite, lo cual rompe la conexión y puede tener en ellos repercusiones negativas duraderas y profundas. Al final de esta unidad, responderás con serenidad en lugar de reaccionar con descontrol. El impacto de esta unidad tanto en ti misma como en tus hijos es extraordinario.
UNIDAD 2 COMUNICACIÓN
Una madre que sabe escuchar, expresar y negociar es una madre eficaz. En esta unidad, aprenderás 3 herramientas de comunicación muy potentes y sabrás poner límites sin dañar la relación, expresar tu rabia sin gritos y resolver los conflictos de forma pacífica. Después de esta unidad, te espera una vida familiar mucho más armónica.
UNIDAD 3 AUTOCOMPASIÓN
¿Te suena esto? «He vuelto a gritar a mis hijos, me siento como una bruja”.   Tratarte a ti misma como tratarías a tu mejor amiga es la herramienta más potente para que te liberes de la culpa que sientes cuando pierdes el control. La autocompasión te da nuevas reservas de paciencia hacia tus hijos. Al final de esta unidad, habrás elevado tu nivel de serenidad en mil por mil.

GUÍA, APOYO Y COMUNIDAD

  • 3 Unidades divididas en lecciones cortas

    No se te hace pesado ni te resulta un calvario terminarlo. En cuanto tienes un momento libre, estás deseando ponerte con la siguiente lección. Te sientes orgullosa de ti misma porque por fin has terminado un curso.

  • Curso totalmente online

    Puedes hacerlo desde donde quieras y cuando quieras. Aumenta tu calidad de vida porque dispones mejor de tu tiempo, y decides en qué momento del día te va mejor aprender. Te sientes más productiva, dueña de tu tiempo.

  • Acceso para siempre

    Puedes retomar las lecciones siempre que lo necesites sin necesidad de tomar apuntes. Te sientes tranquila porque no tienes que preocuparte de retener la información y puedes consultarla siempre que quieras.

  • Foro privado alumnas

    Tienes mi apoyo cada vez que te surjan dudas, o si te apetece compartir tus avances con tus compañeras. Te sientes acompañada por una comunidad de madres que están recorriendo el mismo camino que tú.

  • Sin fechas de inicio ni final

    Vas a tu ritmo y no estás sujeta a tiempos estrictos. Aunque te surjan imprevistos a lo largo del curso, nunca irás retrasada. Te sientes aliviada de saber que nunca te quedarás atrás respecto de tus compañeras.

  • Lecciones en 3 formatos: vídeo, audio y pdf

    Puedes imprimirlas lecciones y llevártelas a sitios sin acceso a Internet, puedes escucharlas en tu mp3 mientras haces otras cosas. Aprovechas el tiempo y te sientes eficaz. 

  • Cuaderno de ejercicios prácticos

    Lo que aprendes lo bajas a la vida real y no se queda en un mero ejercicio intelectual. Cada vez que practicas las lecciones compruebas el impacto positivo que tienen en la relación con tus hijos. Te sientes confiada.

  • Revisión personalizada de los ejercicios

    A veces no es fácil llegar a una conclusión tú sola. Vas de la mano de una guía que no solo te motiva, sino que también te ayuda a profundizar y corregir los fallos. Te sientes segura de que estás dando los pasos correctos.

TUS OPCIONES

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cómo funciona el curso?

En cuanto te inscribas, recibirás un correo electrónico invitándote a entrar en la sección de Alumnas, donde crearás tu nombre de usuaria y tu contraseña personal. Eso te dará acceso al curso. ¡Es súper sencillo! No hay que saber nada técnico. El acceso al curso es inmediato.

¿Qué necesito para hacer el curso?

Solo necesitas un ordenador, tablet o smartphone y conexión a internet. No hay que instalar ningún programa adicional.

¿Cuál es el proceso de pago?

Cuando cliques en el botón naranja de inscripción al curso, aparecerá un formulario de pago seguro (el mismo que se usa en banca online). Si no quieres pagar con tarjeta, puedes hacerlo por transferencia bancaria. Escríbeme a olga@mamaom.es y te facilitaré el número de cuenta. El precio del curso incluye el IVA.

¿Qué tiempo de dedicación requiere?

Tú marcas el ritmo. Tendrás acceso al curso para siempre. ¡Esta es la gran ventaja de hacer un curso online!

Tengo otras dudas/preguntas

Puedes escribirme a olga@mamaom.es y te contestaré enseguida.

¡ESTE ES TU MOMENTO!
RECUPERA EL AUTOCONTROL Y RECONECTA CON TUS HIJOS.