¿Tu hijo te dice que se aburre?

¡Me aburro! ¡No tengo nada que hacer! ¿Qué hago?”

Seguro que tu hijo te ha dicho esto más de una y más de dos veces. Y tú, ¿cómo te has sentido? ¿Responsable de su aburrimiento, de su no saber qué hacer con su tiempo? ¿Te has sentido obligada a darle una solución? O tal vez hayas cedido a su querer ver la tele, a su querer jugar con cualquier gadget electrónico tan popular en estos tiempos. O sencillamente le hayas rellenado ese tiempo con alguna actividad que te haya parecido adecuada.

Lo que yo te propongo hoy es que des la bienvenida al aburrimiento de tu hijo, pues se trata de un tiempo no estructurado imprescindible para que aprenda a manejar su tiempo adulto por sí mismo y para que desarrolle su creatividad. Y, de pasada, tú también puedes aprovechar para cuidarte un poco. 

¿Por qué se aburre tu hijo?

La mayoría de veces tu hijo encontrará cosas que hacer con su tiempo no estructurado, con su tiempo libre, sobre todo si puede salir a jugar con un grupo de amigos. Pero también quiero indicarte que, las veces en que tu hijo realmente se aburra, toca pensar en una de estas razones:

  1. Tu hijo tiene casi todo su tiempo ocupado con actividades extraescolares, o ve mucho la tele (o juega con la wii, etc) y no está acostumbrado a ocuparse de su propio tiempo. Piensa en el tiempo no estructurado como un músculo: cuanto más tiempo libre tenga, más desarrollará el músculo de la creatividad para encontrar cosas interesantes que hacer. Hay estudios que afirman que los niños que pasan mucho tiempo jugando con aparatos electrónicos van a decirte que se aburren con mucha más frecuencia que otros niños. Así que piensa en la posibilidad de que tu hijo sea uno de esos niños, y decídete a negociar con él la cantidad de tiempo que pasa jugando con la wii, el ordenador o lo que sea.
  2. Tu hijo necesita un poco de tiempo contigo. Tal vez, en lugar de decir: “Me aburro”, diría “Me siento solo en este momento”. No se trata de que te sientas culpable; tal vez se sienta solo porque en ese momento ninguno de sus amigos está disponible para jugar; tal vez porque, como digo antes, necesite pasar un poco más de tiempo contigo. Los niños necesitan llenar su tanque de combustible emocional con tiempo de mamá. Si estás en medio de una actividad que puedes dejar por un rato, tómate un descanso; pasa media hora con tu hijo y muy posiblemente luego él pueda “seguir” solo.

Si después de pasar un rato con él y volver a lo tuyo sigue sin tener ideas sobre qué hacer, no caigas en la tentación de darle la solución, pero sí que puedes ayudarle a generar ideas. Sobre todo al principio, si has decidido limitar el tiempo que pasa viendo la tele o jugando con gadgets electrónicos, le resultará difícil encontrar algo que hacer, pero ya verás como luego desarrolla mucho más su parte creativa.

Algunas ideas

  • La primera y más obvia, leer un libro. Puedes empezar leyendo un trozo con él hasta que esté suficientemente “enganchado” y continúe solo. O tal vez un libro grabado en un CD, si no quiere leer o aún no sabe.
  • Si tu hijo no sabe leer aún, o no lo suficiente para hacerlo solo, puedes jugar con él un rato. ¿A qué? Te toca desarrollar la creatividad, pero si visitas tu biblioteca local encontrarás montones de libros con sugerencias de actividades. Después de pasar 20 minutos con él, estará más dispuesto a seguir solo.
  • Si estás haciendo algo en lo que tu hijo pueda participar, déjale que te ayude. Si tu actividad puede ser peligrosa para él porque aún es pequeño (cocina, por ejemplo), puedes dejar que haga alguna otra cosa: ordenar un armario, doblar la ropa… A los niños pequeños les encanta ayudar a limpiar.
  • El peor escenario: no puedes dejar lo que estás haciendo, tu hijo no puede participar y se queja sin parar porque se aburre. ¿Conoces el juego de la caja de arena? La próxima vez que vayas a la playa, coge mucha arena. Luego llenas hasta un poco menos de la mitad una caja rectangular bastante grande (la mía es una caja transparente de plástico con ruedas de esas que sirven para poner debajo de una cama, por ejemplo) y listo. Tu hijo puede poner sus animales y muñequitos varios y escenificar situaciones, e incluso usar agua que se seca fácilmente en la arena sin guarrear. Se entretendrá durante un buen rato. Además, es una actividad muy relajante, ¡también para adultos!
  • Y si tu hijo es demasiado pequeño y no puedes dejarlo sin supervisión, ¡no pasa nada por ponerle la tele un rato!
  • Una idea que me parece fantástica: el bote de la diversión. Compra o coge si ya tienes un bote transparente y con tu hijo lo decoráis y lo etiquetáis como bote de la diversión. Luego hacéis una lluvia de ideas con toda clase de actividades que os parezcan divertidas, las vais escribiendo en papelitos de colores y luego los metéis dentro del bote. Cuando tu hijo te diga que está aburrido, tiene que escoger una idea del bote y jugar a lo que ponga el papelito durante los próximos 30 minutos. También se pueden incluir ideas que no resulten tan divertidas, como ordenar la habitación, limpiar algo de la casa… E incluso se puede dejar algún papelito en blanco y el que lo coja decide a lo que se juega si son varios hermanos. Algunas (¡solo algunas!) ideas de juegos: recortar letras y fotos de revistas y hacer un collage; escribir 10 cosas que te gustan de cada miembro de tu familia; diseñar un juego de “buscar el tesoro”; escribir una historia inventada; hacer un calendario de verano y marcar las fechas importantes; empezar una colección; hacer helados caseros de verano; ordenar tu habitación; ayudar a preparar la cena; empezar un diario; vendar los ojos de tu hermano y llevarlo de paseo por toda la casa; inventar un juego de mesa; hacer marionetas con calcetines viejos, botones y rotuladores; hacer una lista de cosas divertidas que puedes hacer sin un mayor.

Ahora te toca a ti. ¿Qué haces cuando tu hijo te dice que se aburre? ¿Te espero en los comentarios y… ¡feliz aburrimiento!

Click Here to Leave a Comment Below

Natalia - 11 octubre, 2016

Mi Hijo me dice muchas veces q se aburre, en cuanto le quito la tv o la tableta ya no sabe q hacer… yo le digo q tambien hay q aceptar aburrise q forman parte de la vida el juego y el aburrimiento… cuando se frustra por esa contestacion se va a su cuarto de juguetes a jugar con algo y listo!!

Reply
Jennifer - 8 octubre, 2016

Me super encanto la idea del bote de la diversion ???? definitivamente lo haremos en casa!

Reply
Marina - 14 julio, 2016

¡Qué buena idea lo del bote de la diversión!
Lo que a veces hago a mi hija de 4 años para entretenerla si no puedo estar con ella es esconderle una muñeca por la casa y juego a que la encuentre. Le voy dando pistas desde la cocina para que no se frustre. ¡Gracias por tus ideas!

Reply
Gemma Buisac - 30 junio, 2016

Probaré el bote de ka diversión. Me ha gustado la idea.

Reply
Gloria - 30 junio, 2016

Ayer leí tu post y me quedé pensativa preguntándome cuándo mi hijo me ha dicho que se aburre y pensaba escribir diciendo “NUNCA” y cuál ha sido mi sorpresa hoy, que mientras esperábamos a que nos tocara el turno con el pediatra, me lo ha dicho. Pues, creo que he sonreído, le he puesto en mis rodillas y hemos jugado al veo, veo…

Reply
Nuria - 30 junio, 2016

Gracias por las sugerencias! Es bueno estar prevenida antes de que las cosas sucedan!

Reply
Ruth Sarko - 29 junio, 2016

La idea del bote de diversión me encanta. Nos ayudará a pasar un momento agradable juntas generando ideas!
A mí tampoco me gusta la idea de darles algo para que se distraigan , prefiero que usen su tiempo para entrenar su creatividad.
El otro dia vino mi sobrino de visita. Después de desayunar me dijo que estaba aburrido. Lo más fácil hubiese sido decirle que coja su play y juegue. Él puede pasarse mucho tiempo jugando. En lugar de eso saqué una caja de lego que tenía guardada y le expliqué cómo funcionaba. Hice con él una pista y le animé a que hiciera más cosas. Se pasó casi 2 horas jugando solo! Yo le oía desde la cocina cómo se imaginaba las historias porque reproducía los sonidos en voz alta.
También le gusta mucho el cálculo mental. En los viajes en autobús o metro tiende a aburrirse si no interacciona con algo o alguien así que le hago calculo mental o adivinanzas. Le encanta!
Gracias, Olga!

Reply
Pia - 29 junio, 2016

Mi hija de 5 años creo un juego de moda que le encanta y a mi me dejo sorprendida por su creatividad de tan pequeña. Le hace ropa a las muñecas barbies con papeles de colores, cartulinas, etc. ej vestidos, polleras, y los decora a su gusto, de repente le pega figuritas o utiliza una hoja blanca para vestido y lo pinta con marcadores. Toda una diseñadora! Animen a sus niñas con este juego!

Reply
Marta - 29 junio, 2016

Lo del bote de la diversión me parece una idea buenísima. Lo vamos a poner en práctica. Gracias!

Reply
Leave a Reply: