¿Andas un poco perdida a la hora de poner límites?

En el post de la semana pasada sobre las rabietas, comenté muy por encima la importancia de poner límites. Desde entonces, muchas mamás me han preguntado cómo exactamente hay que ponerlos, qué se le dice al niño y qué se hace en una situación de rabieta descontrolada.

¿Qué le digo?

Cuando tu hijo te quiere pegar patadas, obviamente debes contenerlo. Le dices: "No puedo permitir que me pegues". Y le contienes físicamente. ​Puedes ser todo lo contundente que necesites, aunque no es necesario gritar.

El gesto de contención es importante, porque si solo se lo dices con las palabras es muy posible que te ignore completamente y quiera seguir pegándote. Si ya te ha pegado, repites lo mismo. No esperes que tu hijo haga caso a la primera, pero puedes actuar como una especie de frontón, repitiéndole que no vas a permitirle que te haga daño y conteniéndolo. 

Si tú le devuelves la torta, le estás diciendo que la manera de solucionar los conflictos es agrediendo, que eso está bien. Además habla de una herida propia de tu infancia en la que seguramente te sentiste bastante desprotegida, y eso hay que atenderlo. (Pero este tema ya da para otro post más).

Si tu hijo quiere tirar algún objeto material, le dices: "No puedo permitir que tires esto, así que lo voy a guardar por el momento. Pero como veo que estás muy enfadado, si quieres puedes..." (y le das otra alternativa aceptable para ti).

A mi entender, lo más importante con los límites es que en realidad protegen a tu hijo, pero debes ponerlos desde el respeto, no desde una posición de superioridad​, como respuesta a una vivencia tuya de las relaciones como una lucha de poder en la que tú siempre tienes que ganar.

Por supuesto, a tu hijo no le va a encantar que le pongas un límite. No pasa nada.

Mamás permisivas y mamás autoritarias

Las mamás con más miedo a poner límites a sus hijos son aquellas a las que también les cuesta ponerlos con las personas que les rodean, y es un tema a trabajar.

Y al contrario, aquellas mamás más autoritarias que se pasan tres pueblos poniendo límites y viven la relación con su hijo como un forcejeo de "a ver quién puede más", "aquí mando yo", son mamás que, bien sufrieron el maltrato de un papá y/o mamá demasiado autoritarios y se encuentran repitiendo patrones, (ahora voy a hacer contigo lo que me hicieron a mí), bien unos papás que pasaron olímpicamente de ellas y ahora están sobrecompensando una infancia de abandono agobiando a sus hijos a cada momento.

Entiendo que este párrafo pueda resultar un tanto sobrecogedor. Pero se trata de desmitificar la propia infancia, de levantar la herida propia para ver de qué manera está colándose en las relaciones con nuestros hijos. A todas se nos cuela la propia infancia, no lo dudes. Lo importante es tomar conciencia y trascenderla. 

Así es como ayudaremos a mejorar la próxima generación. ¡Toda una responsabilidad!

Ahora, si tienes cualquier duda o pregunta, te espero en los comentarios de abajo

Un abrazo y hasta la semana que viene.

Click Here to Leave a Comment Below

Olga Marín - 11 mayo, 2016

Flavia,
Mírate las respuesta anteriores, los links al post sobre rabietas, y estúdiate bien este post sobre límites. También te animo a que te mires el curso de rabietas y límites, por si te interesa.
http://mamaom.es/curso-online-rabietas-limites-ninos-caracter-fuerte

Reply
Ángela - 6 febrero, 2016

Hola Olga! Tengo una peque de dos años que hasta más o menos hace cuatro meses tenía un carácter precioso. Comía bien, dormía mejor y rara vez se enrabietaba. Y de repente ha empezado a tener rabietas casi por todo. Le duran muchísimo tiempo, tanto que de gritar se llega a hacer daño en la garganta. Pega patadas y con la mano . Ha empezado a comer regular y se despierta varias veces en la noche. Y de verdad que no sé cómo pararla porque he probado a ni escucharla, a cogerla en brazos e intentar calmarla… Qué puedo hacer?

Reply
    Olga Marín - 11 mayo, 2016

    Ángela,
    Hay que ver si ha habido algún cambio en su vida en los últimos tiempos. Eso para empezar.

    Reply
Cristina - 6 febrero, 2016

Hola, tengo un niño de dos años que desde hace un par de semanas se tira al suelo, constantemente, a modo rabieta…muchas veces estas rabietas se producen por la calle y lo dejó llorar un rato y luego lo tengo que recoger, por que suelen durar bastante…se me acaba la imaginación y no se que decirle.Me puedes ayudar?

Reply
veronica - 6 febrero, 2016

Maravilloso. Comparto y lo venia aplicando asi, gracias a un trabajo personal que hago. El resultado de momento es una nina de 16 meses feliz. Divertida, lista, y que muy raramente se rebela a lo que le decimos. Come bien, duerme bien, tiene su rutina marcada aunque somos flezibles cuando se la salta (fines de semana que esta con los papas en casa)…en fin. Un amor de nina que con paciencia, respeto y mucha empatia y comprension creo que estamos criando muy bien ;). Seguire mas tus posts.

Reply
Julieta - 5 febrero, 2016

Hola Olga. Muy interesante el post, ya que tengo una hija de 4 años que, si bien dejó de hacer tantas rabietas como antes, lo sigue haciendo cada tanto, pero ahora todo me contesta que no, a veces está enojada y a los 5 minutos está en perfecta armonía. Hay días que no quiere NADA. Hasta se enoja cuando duerme, se despierta gritando o tiene pesadillas. No sé que hacer más que seguir marcándole límites y tratando de charlar y que sepa que puede hablar conmigo.
Todo esto no quita que sea una nena muy dulce, solidaria y compañera. Éstas situaciones casi siempre suceden en mi casa y muy rara vez afuera. En casas o lugares ajenos se porta excelentemente bien.
Tal vez tenga celos de mi pareja, quien vive con nosotras hace casi dos años, o tal vez esté enojada conmigo por que trabajo todo el día. Realmente me termino sintiendo muy culpable por no darle el tiempo suficiente y tal vez llegar de un día de trabajo, y tener que ponerle límites igual.

Sería de gran ayuda algún consejo, ya que he intentado DE TODO.
Gracias!

Reply
    Olga Marín - 11 mayo, 2016

    Pasar cada día un tiempo a solas con ella, jugando a lo que ella quiera. Debes sacar ese tiempo de donde sea.

    Reply
Flavia - 4 febrero, 2016

Hola, soy Flavia y tengo una preciosa hija de casi 4 años que se llama Carla. Ella tiene un carácter fuerte y a mi (mas que al padre) me cuesta muchísimo decirle que no, imponerle ritmos y limites y sobretodo evitar las rabietas que puntualmente llegan una vez o dos al día. Muchas veces pierdo la paciencia y todo me deja pensar que no soy buena madre y estoy criando una hija prepotente y déspota …. Carla básicamente es una niña muy alegre, despierta, con una gran capacidad de expresión y lenguaje, también es muy musical y observadora. Aprende muy rápido aunque no haya pisado una guardería en su vida ni un colegio todavía… El problema es que a la hora de decirle las cosas que hacer todas respuestas son no, son gritos y pataletas. Unos consejos me vendrían, de verdad, genial! Muchas gracias

Reply
Leave a Reply: